Terapia de pareja

Cuando una pareja tiene problemas en su relación y no logra solucionarlos sino que se van manteniendo en el tiempo, llega un momento en que dichos problemas empiezan a deteriorar la relación cada vez más, generando insatisfacción y pudiendo llegar a romperla. Es entonces cuando las parejas deciden acudir a un psicólogo para realizar una terapia de pareja que les ayude a salvar su relación.

Los problemas por los que una pareja decide acudir a terapia suelen ser diversos, como falta de comunicación, desacuerdos y discusiones frecuentes, problemas sexuales, domésticos o afectivos, insatisfacción con uno o varios aspectos de la relación, desilusión, frustración porque la relación no es como esperabas, conflictos sobre la educación de los hijos, problemas financieros que afectan la relación, infidelidad o problemas en el manejo de emociones como ira o celos.

Durante la terapia se analizan los conflictos para tener una mayor comprensión de ellos, se evalúa la fluidez de la comunicación, la capacidad para escucharse mutuamente, ponerse en el lugar del otro y solucionar los conflictos mediante el diálogo asertivo y no agresivo.

Aprender a comunicar sentimientos profundizando en el diálogo positivo y constructivo, estableciendo las bases de una negociación que nos permita superar las dificultades que afectan a la relación.

Comprender que la relación de pareja se basa en el respeto, la tolerancia y en el intercambio de refuerzos positivos. Aprender a expresar afecto, dar y recibir cariño y cultivar la vida sexual.

Para ello es importante aprender a reconocer cuáles son las ideas y creencias que deben ser modificadas por ser poco realistas o erróneas, a detectar qué comportamientos deben cambiar cada uno y aprender cómo hacerlo, a escuchar, comprender y aceptar a la otra persona así como aceptar las diferencias entre ambos.

Si deseas más información sobre terapia de pareja en nuestro centro, consúltanos sin compromiso.

terapia de pareja psicoemocion

Terapia sexual

La terapia sexual es un tipo de asesoramiento (counseling) cuyo objetivo general es ayudar a las personas a disfrutar de su vida sexual. En algunos casos, esto implica superar algún tipo de dificultad.

Las dificultades sexuales tienen causas múltiples. La sexualidad no solo se refiere a la anatomía y mecánica de nuestro funcionamiento sexual ni a la relación sexual o coito exclusivamente, sino que se trata de una compleja trama conformada por nuestras emociones, creencias, afectos, deseos y necesidades, nuestras relaciones interpersonales, nuestra relación de pareja y todo lo que hemos aprendido de nuestra cultura, familia y sociedad al respecto. Todo esto influye en la manera cómo percibimos y vivimos nuestra sexualidad, es decir, nuestra identidad como personas sexuadas, con capacidad para dar y recibir de manera integral, a través del cuerpo, las emociones y las cualidades que nos distinguen como seres humanos.

La terapia sexual suele ser un proceso terapéutico directivo, es decir, en el que el terapeuta indaga y analiza junto al cliente todos los aspectos antes mencionados, dotando de las herramientas necesarias para disminuir el malestar y lo acompaña de un programa de ejercicios sexuales tanto individuales como de pareja dependiendo de la problemática.

Los principales problemas sexuales son:

  • Eyaculación precoz o retardada, impotencia, bajo deseo sexual.
  • Disfunción sexual general (frigidez), disfunción orgásmica, vaginismo, bajo deseo sexual.

Si deseas más información sobre la terapia sexual de nuestro centro, consúltanos sin compromiso.

Open chat
¿Hablamos?